Escola de Redes




Un comienzo

Tratando de imaginarnos el mundo donde nos gustaría vivir en el presente o en un futuro muchas veces repetimos viejos modelos, los reeditamos. Esas fantasías proyectan muchas veces errores del pasado que insistimos en repetir. Por eso, al querer ese mundo ideal libre de los corsés de la historia, de las simplificaciones, de las discriminaciones y de la violencia deberíamos analizar nuestros sistemas sociales a través de sus lazos verdaderos.


Parecería que las redes sociales, en este sentido, nos aproximan a un mundo más real y participan desde ese lugar contribuyendo a su realización.
La repetición más común es concebirnos presos del destino, en un derrotero fatal que sistemáticamente nos conduce a resultados miserables que nos desgastan y nos hacen desertar. Tal vez la peor rémora que nos haya dejado la nefasta experiencia política de los 90 es que el neoliberalismo no es solamente un sistema económico, es llevar al extremo un proceso de individuación que vaya a saber cuando empezó. Reproducimos lo que Robert Castel cita del trabajo de Ulrich Beck. Hablando de la relación laboral dice:


"La individualización de la tareas impone la movilidad, la adaptabilidad, la disponibilidad de los operadores. Es la traducción técnica de las exigencias de la flexibilidad, que señala el pasaje de las largas cadenas de operaciones estereotipadas efectuadas en un marco jerárquico por trabajadores intercambiables a la responsabilización de cada individuo o de pequeñas unidades a las que les incumbe administrar por sí mismas su producción y asegurar su calidad.[…] Se treta de un modelo biográfico (Ulrich Beck) : cada individuo debe afrontar por su cuenta las contingencias de su recorrido profesional devenido discontinuo […] En última instancia, también se supone que el trabajador debe volverse empresario de sí mismo. Debe hacer su puesto en vez de ocuparlo....”


Así es como nos encontramos que nuestro compañero de trabajo está “sumando puntos” con el patrón, porque se enteró que se viene una reducción de personal y él no quiere quedar afuera, sin que le importe lo que a mí me pase, mas allá de validez de sus razones, y se arroga la capacidad de decisión por la voluntad propia.
Las cosas no son así, es más, nunca fueron así ¿Por qué existen los traidores o los héroes? Porque hay un colectivo que se paraliza en el primer caso y que los sigue en el segundo.


¿Y por qué sucede eso? Porque los grupos humanos no tiene la posibilidad de dar una respuesta como colectivo, entonces nace la individuación. La individuación consiste en crearnos nuestra propia jaula, en pensar al mundo como una cárcel en vez de concebirlo como un escenario de oportunidades.


El dilema del prisionero es un juego en donde se aloja entre rejas a dos compañeros que han cometido un crimen. Lo perverso del juego no consiste en hacer recaer en los presos la el dictamen de la condena, lo que oculta el juego, y en general pasa desapercibido, es que al sistema se le gana con la colaboración entre sí de los compañeros, en otras palabras, haciendo lo que siempre hicieron, ser cómplices, compinches, compañeros, hermanos. Al separarlos, las rejas se les vienen encima y la utilidad de la traición se hace presente. Al separarlos la posibilidad de colaboración se coarta en función de la dominación todopoderosa de los carceleros que “juegan como el gato maula con el pícaro ratón”, como dice el tango.
En ese post bari2k rescata esta cita referente al Dante Alighieri:


"Dante aloja a los traidores en el noveno círculo, el más profundo de su infierno imaginario, y no en medio del fuego, sino de hielos pavorosos que se corresponden con la falta de calor humano que los traidores mostraron hacia sus benefactores, hacia sus parientes y hacia la patria a la que debían servir."


Las redes sociales

Todos los procesos “civilizadores” han sido de alguna manera disciplinatorios, ya sea con una violencia explicita o mediante un proceso de atemorización fabricado como en el dilema del prisionero. Ideales macro como “nación”, “supremos ideales de la patria”, “marxismo leninismo”, “propiedad privada”, “república” y todo aquel imaginario cultural colectivo que converja a uno dado, es construido, ficticio y como tal fabrica contendores sociales donde los enjaulados deben responder y de los que son prisioneros. Como bien cree Juan Urrutia Elejalde ese “proceso de individuación no tiene fin y, además, no creo que fuera bueno que lo tuviera, pues, además de perder oportunidades de acceder a la autencitcidad perderíamos diversidad.”


Derribar las rejas de esos ideales colectivos únicos, inmóviles, es imprescindible para vencer a la opresión que los crea y que con la que se nos disciplina. Para hacerlo es preciso crear comunidad y es allí donde entran las redes sociales, es desde allí que nos pueden ayudar y mucho.


Dice el amigo Augusto de Franco:


“Seres humanos viviendo en colectivos establecen relaciones entre sí. Tales relaciones pueden ser vistas como conexiones, caminos o ductos por los cuáles transitan mensajes. Cualquier colectivo de tres o más seres humanos puede conformar una red social, que no es más que un conjunto de relaciones, conexiones o caminos (gráficamente representables por aristas) y de nudos (vértices). Hay red cuando son múltiples (a rigor más de uno) los caminos entre dos nudos.”


Observar que Augusto, cuando habla de redes sociales, no hace hincapié en los nodos sino en los vínculos, en los ductos que nos identifican como colectivos. Es interesante este punto de vista, ya que se olvida de la persona y carga las tintas sobre las interrelaciones entre esas personas. A la comunidad no le interesa el individuo, lo castiga cuando se individualiza y traiciona. El secreto está en la conversación, en el vínculo, en el lenguajear.


Varios post dedicamos al tema de la fraternidad, en donde aprendimos que la fraternidad era la coherencia elemental que posibilitaba las relaciones entre los seres humanos para que se formen los colectivos. También vimos que Las hormigas no crean hormigas sino que eran las comunidades las que crean comunidades, que había Micromotivos que disparaban macroconductas y que todo eso era posible gracias a una coordinación sincronizada, producto de un lenguaje propio de esa co....


Ya nadie duda del poder de las redes, con el conflicto rural aprendimos que solo una red bastaba para parar un país, y que no solo servían para hacer daño, las redes posibilitan la comunidad en la medida que sean redes distribuidas.


Clustering. Swarming Crunching son palabras asociadas a movimientos con redes sociales. De a poco vamos a ir viendo todos estos procesos. El cyberactivismo, la coordinación política, la colaboración solo se da en esa redes pequeñas a las que llamamos comunidad, no encolectivos imaginarios como en los que llamamos: Nación, Patria y todos los mencionados mas arriba.


¿Para qué sirve una red social?

Para hablar de inclusión el otro día dábamos a consideración los ejes de las políticas para la integración de la región Sur-Sur de nuestra provincia de Santa Fe.


Formar comunidades e intervincular esas comunidades, crear colectivos y consultarlos es la única forma de practicar un estado de bienestar moderno. Este se logra solamente con inclusión social y la inclusión solo se logra creando colectivos y no imaginarios. Reales y tangibles.


Crear redes sociales distribuidas es practicar la inclusión social. En el sentido de Luhmann el estado de bienestar social moderno es la inclusión social. Por eso cuando hablemos en el futuro de redes sociales distribuidas estaremos hablando de el Estado de Bienestar del siglo XXI, que a diferencia del del siglo pasado, éste no lo practica una superestructura como el estado sino que lo practica los hombres y mujeres que quieran vivir humanamente.


Esta idea era impensable hace cincuenta años, donde comunismo y liberalismo se disputaban distribución del ingreso, que no era otra cosa que distribuir el capital, en una guerra capitalista y se olvidaban de las personas de carne y hueso. El siglo XXI es el siglo de la fraternidad, donde aquello impensado hoy empieza a tomar color a través de las redes sociales distribuidas. Creative Commons, Linux, P2P son todos tipos diferentes de aproximarse a la colaboración y a la producción de bienes y servicios que son usufructuados por todos pero que no son propiedad de nadie.


Hay una relación, como ya hemos dicho varias veces entre el patrón de organización en red distribuida y comunidad. Por ese motivo las redes sociales distribuidas son la llave a esa fantasía de mundo que nos planteábamos al principio, como ya alguien lo denominó "un campo de girasoles"



Exibições: 215

Comentar

Você precisa ser um membro de Escola de Redes para adicionar comentários!

Entrar em Escola de Redes

Comentário de Clara Pelaez Alvarez em 26 fevereiro 2009 às 17:50
Não percebo que a distribuição tenha que passar necessariamente por uma centralização... Posso por à disposição bens que me "pertençam" e passa-los a qualquer um que precisar. Acho que o problema fundamental é acreditar que possuimos algo neste mundo: o tal direito à propriedade. Também não acho que é o estado ou outra instituição que tem que gerir os bens coletivos, senão voltamos à história da centralização, apropriação, etc.
Percebo que podemos propor qq tipo de mudança, desde que não se toque no direito à propriedade! Nem tampouco se pode questionar porque um ser humano tem direito a ganhar mais que outro. Ora, mas essas são as questões fundamentais!
Lembro que uma vez abordei essa questão com uma pessoa que tinha conhecido recentemente... Ela me olhou com tal cara de espanto e horror que era como se eu tivesse proposto a erradicação da raça humana. Nem preciso dizer que nunca mais soube dessa pessoa...he he he
Comentário de Carlos Boyle em 26 fevereiro 2009 às 14:19
Clara distribución de la riqueza implica cntralización y re-distribución. Creo que así no funcionará. Cada uno debe contrivuir y retirar desde seu quadrado, sin intermediación.
La distribución de la renta, que es otra cosa no es pos renta interna, sino del intercambio comercial con otro girasol. Mucho no entiendo de economía, pero los bienes comunde NO tienen dueño son de todos y no sontransables, por eso no hay que distribuirlos, solo hay que administrarlos, ordenarlos e institucionalizarlos de una forma en que todos estén representados.
Se extrañaba por acá
Comentário de Clara Pelaez Alvarez em 26 fevereiro 2009 às 12:22
Boyle, (não vou abrir lateralmente desta vez... he he he)

Concordo com as suas apreciações. Fico aqui imaginando que as estruturas hierárquicas surgiram em função da acumulação-distribuição de excedentes. Históricamente a construção de um conhecimento e a apropriação dos meios de obtê-lo é o que tem sustentado as diferenças na distribuição da riqueza. O conhecimento sempre foi criado ou inventado (como diria Nietzche) e sempre serviu para controlar e manipular as populações.

Aí surge esse fenômeno de conectividade impressionante que faz com que as informações se disseminem e com isso empodera as pessoas. Os guetos do saber estão ameaçados, não é mais possível controla-los. Fico me perguntando que impacto isso vai ter na distribuição de riquezas... Algo, certamente vai surgir por aí! Como é que numa rede distribuída os recursos poderiam ser distribuídos?

Abraços

Clara

© 2017   Criado por Augusto de Franco.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço