Escola de Redes


Una familia puede pensarse a sí misma desde una visión jerárquica o desde una visión horizontal, a modo de red distribuida (esto último, en mi experiencia, raramente ocurre, si no es que nunca).

Esta diferencia en la representación de la trama relacional, la configuración interna que cada uno de sus integrantes tiene respecto de lo que "familia es", condiciona tanto la direccionalidad de todo lo que fluye en el sitema como el tipo y cantidad de información que ha de circular.

Al mismo tiempo, el cambio de patrón condiciona un factor nada despreciable (Maturana, Varela): el cambio de la emocionalidad concomintante que fluye por uno y otro pratrón. La configuración jerárquica de una red va acompañada de un espacio de emocionalidad y unas intenciones muy diferentes de la emocionalidad e intenciones que comienzan a habilitarse en el marco de una red distribuida. Dicho de otra manera, podríamos decir que una emocionalidad orientada desde una dinámica de poder y control y una emocionalidad altruista no pueden convivir. La emocionalidad del poder colapsa la dinámica de la red distribuida, la emocionalidad altruista colapsa dentro de la dinámica jerárquica.

¿De dónde me surge el tema del altruismo? Hace algunos años estaba trbajando en el diseño de un taller para familias en el que reflexionaríamos alrededor del eje de la educación para el consumo conectándolo con el eje de la educación en valores. Como parte del proceso de investigación y análisis me di cuenta de que había tres actitudes e intenciones que todo programa de educación para el consumo debería considerar: austeridad, autocontrol y altruismo.

Pensando en lo poco claro que me resultaba a mí misma el concepto de altruismo -y lo olvidada que estaba en estos tiempos esta palabra- consideré que quizás esto mismo les sucediera a quienes iban a compartir conmigo la experiencia de trabajo.

Comencé entonces a rastrear en "la red de redes" el tema del altruismo y di con un artículo del R. Dr. Michael Laitman titulado "El altruismo no es opcional".

Estos son los tramos del artículo del R. Dr. Laitman que siempre viene a mi mente cuando leo mucho de lo que en esta Escola-de-Redes compartimos:

Nos parece que podemos elegir entre ser egoístas o altruistas. Pero si examinamos la Naturaleza encontraremos que el altruismo es una ley fundamental. ...

Particularmente hoy día, el altruismo se ha tornado esencial para nuestra supervivencia. Se ha hecho evidente que todos nosotros estamos interconectados y dependemos uno del otro. Esta interdependencia ha dado lugar a una definición innovadora y precisa del altruismo: Cualquier acción o intención que se origine en la necesidad de integrar la humanidad en una sola entidad es considerada altruista. Inversamente, toda actividad o intención que no se enfoque en unir a la humanidad es egoísta.

Nuestra oposición a las leyes de la Naturaleza es la fuente de todos los sufrimientos que presenciamos en el mundo. Y por ser el individuo el único que no las cumple, se puede concluir que es el único elemento corrupto dentro de ella.

El resto, es decir, los minerales, las plantas y los animales, acatan las leyes altruistas de ésta, por instinto. Sólo el comportamiento humano contrasta con el del resto de la Naturaleza y con el Creador.

El sufrimiento que vemos a nuestro alrededor no es únicamente el nuestro. Todos los demás niveles de la Naturaleza se ven afectados por nuestras actividades equivocadas. Si corregimos nuestro egoísmo transformándolo en altruismo corregiremos, por consiguiente, todo lo demás: la ecología, el hambre, las guerras y la sociedad en general.

[...]

Aunque pareciera que el único cambio que tenemos que hacer es considerar a los demás antes que a nosotros mismos, el altruismo, no obstante, trae consigo un beneficio adicional: Cuando pensamos en los demás nos integramos a ellos y ellos a nosotros.


Cuando veía toda la variedad de diagramas que utilizamos para representar las redes distribuidas solía sentir que algo me faltaba para que pudiera representarse el lado "viviente" de las conexiones de una red social. Porque si por algo nos relacionamos es por motivos emocionales. La emoción que es eros o la que es thanatos: por algo que nos apasiona porque aumenta el bien de común o por algo que nos apasiona porque aumenta la propia sensación de poder personal.

Por eso elegí la escena de la película de ET. Esos dos niños no construyeron para sí simplemente una relación, construyeron para sí una relación altruista, tan diferente de la relación que los "funcionarios" de estado establecieron con él cuando lo encontraron.

Ver al final del film a toda la comunidad de niños volando en bicicletas con ET me resulta un bello ejemplo de una red social altruista. ¿Quién lleva a quién?

Exibições: 283

Comentar

Você precisa ser um membro de Escola de Redes para adicionar comentários!

Entrar em Escola de Redes

Comentário de Clara Pelaez Alvarez em 16 abril 2009 às 19:15
Lía, assisti a entrevista do Varela: linda!

Tentei baixar o vídeo aqui na escola, mas depois de um tempão simplesmente a janela fechou e não baixou nada.... Tentarei de novo em outro momento, pois acho que seria muito legal as pessoas assistirem.

Ficaram-me duas idéias que achei magníficas:

1- O amor é a manifestação constante da inteligência e da empatia profunda;
2- Vida é o assombro permanente e a maravilha e o frescor daquilo que é!

Obrigada!
Comentário de Clara Pelaez Alvarez em 13 abril 2009 às 9:39
Pois é Lía, já dizia Heráclito de Éfeso que só o que existe é mudança! Para te dizer a verdade tenho alma de sonhadora! Penso um dia ver um mundo em que as crianças sejam filhas de todos!
Comentário de Lía Goren em 12 abril 2009 às 22:34
Yo acuerdo con vos, Clara, en que el formato de familia que hoy predomina, nuestro actual concepto de familia, como dices, es responsable de que sea tan dura la transición que nuestro sistema de vida reclama.
Pero por suerte no es la única manera de concretar esa experiencia de vida compartida alrededor de las crianças.
Comentário de Clara Pelaez Alvarez em 12 abril 2009 às 19:52
Lía, certamente não tenho suas certezas!
Comentário de Lía Goren em 12 abril 2009 às 19:35
Fmilias, las hubo y las habrá. En algún tipo de estructura de soporte se realiza la incluturación de todo ser que llega a este mundo. Y en el ser humano la biología y la cultura no pueden separarse. Como dice Varela en una entrevista, hasta la biología de los humanos está condicionada por la cultura, específicamente por la emoción.
Este es el link de la entrevista:
http://video.google.com/videoplay?docid=-2243451187817239740
Nunca subí un video a esta plataforma, si alguien cree que vale la pena subirlo y sabe como hacerlo, estaría bueno.

En otro sentido, Carlos, el emocionar es constante, es biológico y es determinante.
En un magífico artículo "La democracia es una obra de arte" que leí en tu blog ( http://carlosboyle.blogspot.com/2008/11/la-democracia-es-una-obra-de-arte-i.html#links ) H. Maturana dice:

" Si no existe la emoción no existe la acción. Es la emoción la que hace grato todo quehacer. No es lo que uno hace lo que produce emoción, sino la emoción con la cual se hace. En este sentido, reafirmo que la convivencia democrática es posible solamente si uno aprende el emocionar que hace posible la convivencia democrática, el emocionar que hace posible la convivencia democrática se desencadena desde la infancia, se aprende en la infancia."

En la misma línea de análisis, no creo que el emocionar sea del ámbito específico de la vida familiar y ni creo que ese espacio esté divorciado de la razón. Siempre hay emoción en transcurso, como dice Maturana en la cita.
Aunque no llego ni a los talones de la altura intelectual de Maturana de quien uno nunca para de aprender, en mi experiencia, lo matrístico no es lo mismo que lo femenino. En ese mismo artículo, Maturana dice "hombres y mujeres en la cultura patriarcal son patriarcales.."
En la inmensa mayoría de las familias la dinámica relacional sigue siendo jerárquica, propia del patriarcado. Esta dinámica se reproduce, generación tras generación, a través de aprendizajes prácticamente hipnóticos que resultan de la modalidad de organización de la familia (y la escuela) y a través de modalidaes comunicativas que traen "encriptadas" (como suelo decir) las formas de poder-control.
Las mujeres y los hombres estamos formateados por el modo jerárquico de estructuración de las relaciones. Apenas hasta los dos años, y con suerte, una mujer (y a veces ahora, por suerte, los hombres) llegan a tener espacio de crear experiencias o vivencias "matrísticas" para la ciranza de sus bebes (como las plantea Maturana).

En mi experiencia, ya estamos en democracia hace rato pero la estructura de la convivencia y las conversaciones han cambiado prácticamente "cero" en las escuelas y en los hogares. Las familias jóvenes tienen los mismos problemas que los que teníamos en mis épocas no democráticas. Lo veo a diario.
Los integrantes de la familia participan de redes sociales de diversa índole, pero en el interior de su convivencia famiar (en pareja o con sus hijos cuandodevienen en familia) , el formato está impecablemente conservado y se dispara el "piloto automático" de lo que vivimos cuando éramos chicos.
Buena semana.
Comentário de Clara Pelaez Alvarez em 12 abril 2009 às 18:40
Boyle, acho que você deve estar se referindo ao ego quando cita a racionalidade.... ou não?

Lia, penso que analisando sob determinado ângulo, a humanidade ainda continua baseada em clãs como era há 15 mil anos. Entendo que é muito possível encontrar o altruísmo dentro dos clãs familiares (e tb é possível encontrar muita sujeira), já essa possibilidade diminui muito quando falamos de altruismo entre clãs...
Às vezes me pergunto se não é o conceito de família o que está por trás da grande maioria das nossas dificuldades coletivas... Fico imaginando como seria um mundo sem famílias e sem propriedades privadas... Sei que é uma enorme heresia colocar isto, mas enfim, espero estar me colocando adequadamente para não ferir suscetibilidades. Já peço desculpas de antemão, pois descobri que não me expresso muito bem escrevendo. Por favor, estou só levantando uma hipótese, ok?
Comentário de Carlos Boyle em 11 abril 2009 às 19:53
Yo haría una diferencia, un plano de las comunicaciones familiares es el plano de las emociones, allí es facil ver familias emocionalmente horizontales. Sin embargo en el plano de la racionalidad, donde se discute por dinero, o por tal o cual demanda, tienden a imponerse los modelos jerárquicos. De heco todo los que éramos adolecente y nos fomamos durante las dictaduras de américa, tuvimos una educación basada en jerarquías en el respeto a ellas.
Nuestro hijos nativos democráticos,no, ellos se manejan de otra forma, no tienen ese prurito, de "repetar" la ley de la morada, la moral. Y en ese punto me encuentro con muchas contradicciones mías, me resisto a desjerarquizarme, internamente pero externamente la realidad me dice que el mundo va en ese sentido. Pero todo esto va en un plano casi exclusívamente racional. En el emocional, insisto que la cosa es mas fácil, de hecho no hay contradicciones, se la tiene o no.
Buen post Lía

© 2019   Criado por Augusto de Franco.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço